No Metas las que se van Afuera…

Melena

Cuenta la leyenda que a cierto arquero de trayectoria en Ferro y que luego se fuera a jugar a uno de los equipos de Avellaneda, el DT en su momento le dijo “Pibe, no te pido que atajes todas las que van adentro…¡Pero por lo menos no metas las que se van afuera!”

Y empiezo con esta anécdota porque un poco plasma el sentimiento con el que nos fuimos el sábado a la noche. El pensamiento análogo sería “No te pido que ya mejores los errores, pero por lo menos ¡Mantengamos los aciertos”

Si en los tres partidos anteriores, nos fuimos con algunos puntos positivos, el partido contra Estudiantes fue un paso atrás que empieza a preocupar. Porque claramente no salió lo supuestamente pensado, porque los supuestamente pensado ni siquiera sabemos si pudo ser ejecutado en algún momento y todo termino en una suma de desconciertos y “ensalada” conceptual difícil de entender y digerir.

Salimos con Miño al arco, línea de cuatro con Arena, Faggioli, Alvarado y Rodríguez. Tres en el medio con González, Erbes y Vázquez. Moreyra suelto. Arriba Retamar y Colombini.

Ahora si, voy a dar la formación del rival, nadie me detiene. Estudiantes de Buenos Ai…¿Qué? ¿Qué se enojan si les decis de Buenos Aires porque ellos son el primer Estudiantes? ¡Ahhh buenooo! Ninguna formación entonces.

Es difícil analizar que quiso hacer Ferro en ese primer tiempo, obviamente lo vimos todos pero por lo menos yo, no entiendo el por qué.

Volviendo a la frase del principio, si había algo que estaba claro es que Retamar yendo bien abierto por las bandas era clave (tres de los goles marcados en el torneo llegaron así) ¿Por qué esa posición “híbrida” de jugar en el eje, parado cerca de un Colombini que (otra cosa que había quedado claras en esta tres fechas) no es un referente de área y pareciera que prefiere llegar un poco más de atrás y con la cancha de frente (así llegaron dos de los goles marcados en este campeonato). Y si lo de Retamar era claro ¿Por qué  poner lo dos laterales abiertos, muy pegados a la raya en dónde si, llegado el caso, el pibe quería ir se chocaba con ellos?

La posición de los laterales obligaba o estaba planeado, que Erbes se parara entre los dos centrales cómo una especie de stopper (o cómo stopper) y tratando armar un rombo dónde Vázquez a 20 metros era el cuarto vértice.

Para peor, considerando que Estudiantes de Caseros, desde que terminó la batalla con la victoria de Urquiza, lo que hace es esperar y cuándo roba saltar líneas y llegar con los volantes por afuera y dos puntas por el medio ¿Para qué defender con una línea de tres, que era lo que se formaba por la ya mencionada posición de los laterales?

Con este panorama, nada bueno podía pasar en el primer tiempo y de hecho no pasó. Porque perdíamos la pelota y rápidamente quedábamos mal parados y en inferioridad numérica.

No le vamos a caer Arena, pero no es cuatro, en serio, definitivamente no es cuatro por características de juego y hasta por características antropomórficas (si eso existe). Es central y hasta con un buen primer pase si se quiere, pero lo de jugar en la banda no lo siente y lo que es peor, no lo sabe hacer.

El poco fútbol que se vio en el período inicial, se gestaba cuándo Moreyra jugaba en corto y a un toque con González y fueron las menos.

Mientras Retamar veía cómo la pelota le pasaba por arriba, los marcadores de punta le miraban la chapa de atrás a los contrarios y los relevos no existían.

El 0-0 con el que terminó el primer tiempo fue sencillamente porque el contrario, cómo el 100% de los equipos de esta categoría, fue amarrete y nunca quiso arriesgar un poco más.

El camino para desequilibrar estaba claro.

En el segundo tiempo se “mejoran” algunas cosas, y si es así es porque el DT manda a Nuñez y Herrera por Moreyra y Vazquez. Arma un esquema medio raro de doble pivot con el ingresado y Colombini y somos un poco más profundo porque Waly empieza a ser más desfachatado. Por un lado arma un interesante tándem con el Perro en dónde uno se le lleva la marca al otro abriendo espacios por la izquierda pero el pibe no se queda solamente en eso sino que además busca asociarse con González y hacer ancha la cancha con Retamar que, sin ser tan extremo por lo menos juega más abierto.

Mejoramos un poco, ellos se cierran bien paraditos atrás y te firman el empate con la sangre de un primogénito. Un equipo cerrado atrás lo abrís con precisión e imaginación en la jugada, cosa que no tuvimos o…pateando de afuera del área aprovechando los espacios que te deja ¡Increíblemente no hay un jugador de Ferro que se anime a pegarle de afuera del área! ¡Ni un solo remate! Ni en los rebotes ni nada.

El partido se moría en un 0-0 inmirable pero…otra vez nos agarran mal parados, centro de la izquierda que rebota en alguien, la pelota sale flotada y el 4 de ellos, que se pasó todo el partido tirando la pelota la lateral, pone un cabezazo que la clava en el ángulo.

0-1, recién habían ingresado Tarón y Palacios por Alvarado y Colombini y con el gol nos queda la duda de cuál era el plan. Porque Tarón termina casi de 9 buscando algún pelotazo que le diera una oportunidad, Palacios no iba ni por afuera, ni se asociaba en el medio y toda era la mencionada “ensalada” que ya mencioné.

El segundo gol de ellos solo sirvió para dejar a las claras que Miño está en un nivel muy bajo y que la defensa duerme en el momento de los rebotes.

Dura derrota de local en un torneo dónde perder puntos en esa condición duele y mucho, pero para peor con una involución del equipo que olvidó lo poco bueno que había mostrado, profundizó lo malo que venía haciendo y sumo nuevas dudas y errores.

El torneo es largo, si estamos de acuerdo, pero se parece tanto a otros comienzos con resultados conocidos, que duele. Sigo insistiendo que hay plantel y hay oportunidades, pero lo importante es elegir el camino que, en este partido pareciera se perdió.

Seguí leyendo

Al Revés

Al Revés

Si al revés, decíamos que era preocupante que en muchos partidos empezamos perdiendo desde el vestuario, que podíamos plantear cómo jugar, después de mirar ochocientas horas de video, pero si te...

Funebre

Funebre

Seamos sinceros, todos sabíamos que era muy difícil no perder en San Martín. Podíamos rescatar un punto, en una de esas, si se alineaban los planetas, ganar uno a cero pidiendo la hora, pero la...

Buscando el Camino

Buscando el Camino

Era una partido clave, porque una derrota irremediablemente iba a crear un clima complicado para adelante. Porque un empate nos mantenía en reducido pero pegado a todos los demás, y una victoria...