Funebre

Melena

Seamos sinceros, todos sabíamos que era muy difícil no perder en San Martín. Podíamos rescatar un punto, en una de esas, si se alineaban los planetas, ganar uno a cero pidiendo la hora, pero la lógica, por el presente de ambos equipos, era la derrota.

Noventa minutos después, es tan poco lo que hizo Chacarita, pero es tanto más menos lo que hizo Ferro, que por un lado da bronca perder el partido pero por otro es completamente justo.

Salimos con Jachfe al arco, línea de cuatro con Faggioli, Arena, Alvarado y Rodríguez. Cuatro en el medio con Campos, Vázquez, Erbes y Mosca. Arriba Díaz y Herrera.

Chacarita con 700 pibes, 36 banderas, 850 dirigentes, todos dentro del campo cuándo salió el equipo.

Otra vez dormidos, nos hacen un gol en los primeros diez minutos (ya es un dato preocupante) y un gol que va a marcar lo que va a ser el partido. Porque no terminamos de despejar la pelota, al margen, todas pero todas, pero todas las divididas de esas que se ensucian y se traban y se vuelven a trabar, todas esas pelotas siempre se las lleva el rival. Así en una pelota de “esas” le cae a uno de ellos que tira un pase entrelíneas a otro de ellos, que tira un centro de rastrón al segundo palo, para que aparezca otro más de ellos, solo solito y solo, y la mande al fondo del arco.

Iban diez minutos y si el partido era chivo, lo es mucho más si arrancas perdiendo desde tan temprano.

Cómo ya es costumbre, un gol tan temprano cambia todos los papeles. Uno supone que Cordon salió con la idea de esperar a Chacarita y tratar de salir rápido con el doble nueve de Díaz y Herrera, pero al tener que salir a buscar el partido, esa idea quedó en eso.

Porque lo de los de San Martín fue sencillo, una marca encima de Herrera para no dejarlo recibir los pelotazos que le tirábamos, principalmente porque el equipo estaba partido

¿Por qué estaba partido? Porque en el medio perdíamos siempre. Mosca otra vez pegado a la raya, Vázquez que no siente la posición de 5 tapón, Erbes mucho menos, al no tener recuperación la pelota saltaba líneas y ahí todo era sencillo para los dos centrales de ellos que son más parecido a dos pivote de la NBA.

Ellos circulaban la pelota, tampoco eran el Manchester, pero por lo menos se la pasaban a los compañeros. No pasaba mucho hasta que llegó el segundo.

Córner desde la izquierda ¿A quién hay que marcar? A simple vista al dos, al seis y al nueve, pero al dos ¡lLo marca Mosca! Que obviamente nada puede hacer para evitar que el defensor cabecee y ponga el 2-0.

¿Es justo? Y la verdad que no, que gane Chacarita está bien pero dos llegadas, dos goles.

En el segundo Ferro mejora un poco, una mejora mínima, más asociada a que Chacarita sabe que, si no hace cagadas, el partido ya está ganado. Le da la pelota a Ferro y espera aprovechar la contra.

 El Gordo manda a Palacio y Villalva x Campos y Mosca. Es más de lo mismo, aunque el Keko, más movedizo empieza a genera algo más en la ofensiva que lo que veníamos haciendo. La sensación es que si el Funebrero es más preciso, los más probable es que llegue el tercero antes que el descuento de Ferro.

Ya estaban en la cancha Grana y Colombini x Faggioli y Díaz. Hasta que Herrera aprovecha un descuido de ellos y genera un penal que Colombini cambia por gol. El 1-2 que podría haber marcado un “renacimiento” nos dura dos minutos. Mal despeje de Vázquez, que le cae a uno de ellos que la tira para adelante, pero despeje de Alvarado que intenta una maniobra más de “Ninja” que de central, le queda servida a un chiquitito de ellos que cruzado pone el 1-3

Solo queda tiempo para que casi nos hagan un gol Gómez y Pulicastro.

Final y derrota sin atenuantes. Cordon declara para medios colegas, que “No estuvimos en los detalles” es tan cierto cómo que, lamentablemente esos detalles son incorregibles, porque nacen más, de falencias de nuestros jugadores que de desatenciones.

Claramente entrar al reducido probablemente se consiga, pero el nivel del equipo está muy lejos de aquellos que tienen chance de pelear el campeonato.

El nivel de algunos jugadores, ya sea por capacidad o porque no juegan en sus puestos, no deja lugar a la ilusión.

Se vienen cinco fechas con rivales “accesibles” (si es que algo así existe en esta categoría) que puede posibilitar el acceso al reducido. Pero así, jugando cómo lo venimos haciendo, no podemos aspirar a mucho más.

(Foto Club Chacarita)

Seguí leyendo

«Viola» dor del reglamento

«Viola» dor del reglamento

Permitime verdolaga ser un poco “Cabeza de termo” y empezar este comentario con una “termeada. Después hablamos de fútbol, pero me tengo que sacar lo que tengo atragantado. Te pregunto ¡¿Cuándo...

Sorpresivo

Sorpresivo

Realmente una sorpresa, porque seamos realista, el panorama no era muy alentador. Dos pobres partidos en la previa, con más dudas que certezas y enfrente un equipo que había ganado los dos partidos...

Sobre Llovido Mojado

Sobre Llovido Mojado

Nadie dijo que iba a ser fácil. Nunca lo fue ni lo será, hasta diría que perder los dos primeros partidos, si bien no estaba en los planes de nadie, tampoco nos sorprende tanto. Lo que realmente es...