Autoregalo de Cumpleaños

Melena

Es una de las pocas veces, sino la primera, en que un cumpleañero se hace el regalo a sí  mismo. Porque esta victoria, en la siempre esquiva Jujuy es toda un regalo de Miño a él y al pueblo verdolaga.

Soy sincero, a mí me gusta ir al frente, atacar en todas las canchas, jugar futbol a uno o dos toques, presión alta y recuperación rápida, todo eso que es mal llamado jugar bien (si, mal llamado porque no hay un bien o un mal jugar.)

Pero veinte años en esta categoría, mezcla de Festival de Doma y Folclore y torneo de mutual barrial; dónde hemos visto ascender a Barracas, Tiro Federal, Patronato y tantos otros cuyo único mérito era hacerse fuerte de local y defender bien de visitante, me ha borrado esa postura.

¿Banco esta idea de hacer un gol y colgarse del travesaño con el que trajimos los tres puntos de Jujuy? Te diría que no, pero en este momento de mi vida, más viejo y más cansado, mucha fuerza no me queda para oponerme.

Pero, cómo decía el Negro Olmedo, mientras se iba sacando la ropa y encaraba a quien fuera que tenía delante, “Si lo vamo a hacer, hagámoslo bien” .

Salimos con Miño al arco, Murillo, Arena, Tarón y Cáceres en el fondo. Mosca con Gómez delante de ellos. Tres en más en el medio con Villalva, Nuñez y Giaccone. Arriba Gordillo

Los jujeños con 11 “Llamas que llaman”

Sumar de visitante siempre va a ser difícil. Lo fue siempre pero aún más en el Nacional B. A su vez siempre se va valorar salir a buscar el resultado y ser protagonista en cada cancha que juguemos. Pero el fútbol profesional, del cual uno es hincha, no solo está hecho de buenas intenciones y sin que suene a justificación, si el pragmatismo de cuidar el resultado una vez que se va ganando, ha conseguido el ascenso en más de un equipo, pues que sea así nomás.

No podemos decir que en el primer tiempo Ferro no haya salido a buscar el partido. La dupla no se movió un ápice de sus planteos originales, puso al Keko por el suspendido Ruíz Gómez. Intentó armar las sociedades con Nuñez, Mosca y el Keko. Jugar con Giaccone abierto y cambiando de banda con el Keko.

Pero nada de esto salía, los jujeños metían presión alta que nos obligaban a saltar líneas y ahí perdíamos en la segunda pelota y casi te diría en la primera.

Defensivamente teníamos algunos problemas, más que nada a las espaldas de Cáceres pero tan poco era para sufrir mucho.

Ellos, cómo al 95% de los equipos de esta categoría, no tenían mucho idea de que hacer con la posesión de la pelota, pero aún así se arrimaban.

Y ahí aparecía Miño para tapar todo lo poco que ellos generaban,

Por nuestro lado, éramos un equipo largo y partido. A Nuñez lo marcaban no ya de a dos sino de a tres y era poco lo que podía hacer. La única alternativa era el pase filtrado de Mosca, sea a Gordillo o a Giaccone quien era el más parejo del equipo

El 0-0 del primer tiempo no era del todo justo, ellos habían tenido las más clara, pero tampoco era tan injusto.

En el segundo todo parecía encaminarse a lo mismo. Hasta que llega un córner desde la derecha enviado por Mosca y Murillo le roba la billetera a todo el fondo jujeño para, de cabeza, poner el 1-0.

Y acá empieza el formato “Ferro 1.0” el que supuestamente busca cerrar el partido. Lo aguanta y busca liquidarlo de contra.

Ya habían entrado Fernández por Gordillo y Campos por Villalva, para armar una especie de 4-5-1 con Brian aprovechando los espacios. El gol directamente significó meter el “Chevallier” delante del arco y aguantar.

Entran Yegros y Román por Nuñez y Giaccone y acá es dónde nos detenemos un poco.

Es completamente válido armar una línea de cinco, pasar ahora a un 5-4-1 o 5-3-2, aún más teniendo jugadores cómo el Pocho o Brian. Pero si lo que viene, las fechas por delante, esta va a ser nuestra postura, muchachos armémoslo bien.

¿Qué significa armarlo bien? Nunca, pero nunca, aguantando el resulta y con una línea de cinco, nos pueden desbordar cómo lo hicieron por momentos. Que tiren centros, si obvio, pero no llegando al fondo. Si vamos a meter al Pocho y a Brian, tenemos que tener bien claro dónde van a estar parados, porque si robamos la pelota y la revoleamos, por lo menos revoleémosla para dónde estén unos de los dos y no exactamente al lado contrario

Porque si hacemos esto mal, a los treinta segundos, tenemos a los contarios otra vez a la puerta del área.

Si vamos a poner el Chevallier delante del arco ¡No podemos hacer foules tan cerca del área! Y mucho menos un penal como el que hizo Arena y que el árbitro no cobró, simplemente porque es uno más de la huerta de retrasados que tiene Beligoy en su granja.

En definitiva, si vamos a ser “villanos” futbolísticos, seamos cómo “Thanos” (los pibes me entienden) y no cómo “Pier Nodoyuna” (los viejos me entienden)

Porque si hacemos las cosas mal, no siempre nos va a salvar Miño cómo pasó en este partido,

Los tres puntos cotizan en bolsa, nos dejan en una posición expectante y con grandes posibilidades de entrar al Reducido, pero convengamos que en el Reducido, si no corregimos esto (y otras cosas) será imposible avanzar.

Me parece que puede haber un intermedio. Se puede cerrar el partido que vas ganando, sin necesidad de colgarse del travesaño, más con la característica de jugadores que tiene Ferro.

Las buenas noticias que deja el partido del domingo es un Murillo que pasó con crece suplir a Grana, la eficacia a la hora de marcar un gol habiendo generado, cómo mucho, tres situaciones y que Mosca ha levantado el nivel para ser importante tanto en la recuperación cómo en la creación.

Habrá que encontrar variantes, ajustar líneas y entender que se puede ser “amarrete” sin resignar oportunidades para liquidar el partido.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Seguí leyendo

Pragmatismo y Practicidad

Pragmatismo y Practicidad

Para empezar a analizar este partido con Almirante arranco con algunas definiciones polémicas. Prefiero jugar 90 minutos mediocres, pero con cierta “constante futbolística” a el Ferro que te...

Sin Presente ¿Hay Futuro?

Sin Presente ¿Hay Futuro?

Es difícil entender el presente de Ferro, y es difícil porque no lo tiene. No hay nada que defina a este equipo. Porque juega partidos realmente muy buenos (Boca, Belgrano y en menor medida Atlanta)...

Sin hacer «Bandera»

Sin hacer «Bandera»

No hagamos bandera (para los “millenials” que leen y dicen ¿De qué habla este salame? “Hacer bandera” se usaba hace un tiempo, para expresar que algo no era para tanto) El equipo jugó indudablemente...