Vino Picado

Melena

Vamos a ser sinceros, perdimos cinco partidos en este torneo y este contra Maipú se puede decir que realmente es inmerecido. Con Chaca, Brown, Estudiantes  y los sanjuaninos (estos un poco menos) o nos habían superado o nosotros habíamos hecho todo tan mal, que la derrota era merecida. En Mendoza Ferro no jugó mal, tuvo unos momentos de desconcentración que pagó muy caro y un partido que se podía ganar o cómo mucho empatar se lo terminó perdiendo

¿Sirve de algo este análisis? Habitualmente te diría que no, pero a cómo veníamos y con esta levantada de tres partidos seguidos ganados, perder sin merecerlo no es un dato menor.

Salimos con Ruiz al arco, línea de cuatro con Murillo, Díaz, Boolsen y Rodríguez. Mussis y Gómez delante de ellos. Tres en el medio con Retamar, Mosca y el Pibe García por Moreyra (¿A qué no saben que?…si lesionado). Arriba Levato.

Maipú con 11 bodegueros y en el banco ¡El Cuqui Marquez!

Con esta “racha” de lesionados (¿Alguién le habló al PF? Porque hay lesionados musculares, fracturado, roturas de ligamentos y golpes ¡En entrenamientos! Es realmente llamativo) por todo esto ingresa García S. por Moreyra y claramente no es lo mismo, porque el pibe se estaciona a la izquierda pero se mueve más cómo un wing que cómo un volante externo. De todas maneras los primeros minutos de Ferro son buenos, apoyados en un Mosca que no solo genera juego sino que colabora en la recuperación, y una nueva gran actuación de Mussis recuperando y asociándose con Mosca, más Nico Gómez ganando en el medio, Ferro tiene la pelota pero tiene el problema ya señalado con García por izquierda y Retamar por derecha está impreciso. Levato queda sin asistencia y el resultado es que tenemos la pelota pero no creamos riesgo.

Ellos tampoco hilvanan mucho, pero se la juegan por la izquierda en dónde esta este pibe Sosa que se empieza a dar cuenta que si lo encara a Rodríguez puede hacer un desastre (spoiler ya todos sabemos lo que pasó)

Pero maximizamos nuestras chances porque habíamos tenido una en una subida de Murillo, y en la segunda llegada a fondo marcamos. Una linda asistencia de Mussis para Mosca que guapea entrando al área y define cruzado abajo.

El partido se pone 1-0 y con cierto merecimiento.

Pero sumamos el lesionado de todos los partidos, esta vez es Nico Gómez con un problema muscular y entra Pérez Siris. Se nos resiente el mediocampo, no porque el uruguayo juegue mal sino porque su manera de jugar es diferente a la de Nico, es un poco más desordenado y ellos aprovechan y toman el medio y con esto empiezan a generar peligro.

La defensa ya no es tan segura cómo en los partidos anteriores y pareciera que sufre justamente esta falta de doble cinco. Ellos llegan por las bandas y se pierden un par de oportunidades.

Lo mejor que puede pasar es que termine el primer tiempo.

Pero a los 15 segundo del segundo tiempo hay un penal para ellos (Sexto penal que nos cobran en el campeonato cuarto consecutivo de visitante) Pero el nueve de ellos le pega con un corcho y la manda a la bodega GIOL.

Desde ahí se ve lo mejor de Ferro en el partido. Ellos sienten el golpe de errar el penal y creamos tres situaciones clarísimas de gol que podrían haber definido el partido. Las malas definiciones o el palo lo evitan y todos conocemos el viejo axioma “Los goles que erran en el arco contrario…”

Y lo peor que ellos los hacen en una ráfaga y son casi iguales nada más que uno empieza por izquierda y el otro por derecha.

En ambos el siete mete la diagonal, le gana las espaldas al Perro o a Murillo respectivamente y en uno define cruzado y en la otra engancha, hace pasar de largo a Díaz y también define cruzado.

En cinco minutos pasamos de tener la posibilidad de liquidar el partidos a estar 1-2 abajo.

El partido se rompe, el medio campo es zona de tránsito y ambos se aproximan con riesgo. Cordon manda a López por Díaz, armando una línea de tres / cuatro con Pérez sumándose al fondo.

Antes había entrado García F. X García S. Atacamos con 5 jugadores, creamos 4 situaciones más, pero otra vez la ineficacia o el palo nos negaron el empate.

Se perdió un partido que duele, porque de ganar se hubiera subido en la tabla, pero principalmente porque no se mereció perder. Lo “bueno”, hay que corregir algunas cosas, pero no tan estructurales cómo nos venía pasando hace algunas fechas atrás.

Ahora si se puede decir que el torneo es largo y hay tiempo para corregir lo que se falló, porque pareciera que hay una línea de juego y cuándo se recuperen algunos de los tantos lesionados, las cosas pueden mejorar.  

Seguí leyendo

La Regular Irregularidad

La Regular Irregularidad

Alguna vez vi un grafitti callejero que decía “Lo único normal es anormalidad” parafraseando esa pintada podemos decir que en Ferro “Lo único regular es la irregularidad” Y es una pena que sea así,...

Inocencia Verdolaga

Inocencia Verdolaga

No te asustes verdolaga, no le vamos a cambiar el nombre a la página (aunque quizás debiéramos), ni hay una nueva agrupación política, pero “Inocencia” es lo que ha marcado todos lo partidos de este...