Sirve Igual

Melena

Si verdolaga, tembién sirve ganar así. No siempre desde ya, pero ganar partidos dónde jugaste realmente mal, que el resultado era un 0-0 clavado. Ganar esos partidos suman en lo anímico, porque si perder inmerecidamente duele, ganar de la misma manera un poco que gratifica.

Ojo no es que nos pelotearon todo el partido y les ganamos con una contra perdida, el único que buscó ganar el partido fue Ferro, lo que pasa es que lo hizo muy mal.

Salimos con Ruiz al arco, línea de cuatro con Murillo, Díaz, Boolsen y Rodríguez. El doble cinco de Mussis y el pibe Pinto. Tres en el medio con Retamar, Blanco y la reaparición de Moreyra . Arriba Levato.

San Miguel con 10 no tan santos y Nahuel Luján que a mí me cae simpático.

Todos los conocemos a Coleoni, es un buen DT pero muy pragmático. Si tiene con que te ataca, juega el fútbol si no tiene con que…bueno te juega cómo San Miguel.

Y ese “jugar cómo San Miguel” significa, presionar alto, pero si se supera la presión automáticamente viene el foul táctico que corta el juego. Si alguno de ellos se cae y sale del campo, rápidamente el arquero se tira hasta que vuelva. Todo “legal” pero inaguantable. El problema es que para superar esos planteos, casi que la única manera es ser preciso con la pelota, jugar a uno o dos toques, moverse constantemente sacando las posiciones fijas y asociarse en la corta.

Nada de esto pudo hacer Ferro, lo intentó en algunos casos, pero no pudo, principalmente porque le costaba recuperar la pelota, el equipo era largo y eso hacía que tanto el Colo cómo Mussis sufrieran en el medio, corrieran mucho pero no llegaran.

Blanco tuvo una mala tarde, pero todos sabemos que de sus pies siempre puede surgir algo diferente, San Miguel también lo sabe y sin hacerle marca personal, lo ahogaban de a dos y hasta de a tres.

Moreyra está falto de fútbol y si bien es el único que busca la verticalidad en el juego, está impreciso y si falla él y Ricky, a Retamar y Levato se le va a hacer muy difícil.

Por las bandas Murillos y el Perro llegan pero nadie los acompaña o terminan mal la jugada.

No todo es negativo, lo poco que crean ellos lo cortan Boolsen y Díaz que se relevaron perfecto y además ganaron todo lo que vino de arriba.

El primer tiempo termina con ninguna llegada de Ferro, el penal no cobrado de todas las fechas   (esta vez a Murillo, aunque no voy a putear porque se puede discutir) y una llegada de ellos.

En el segundo todo pinta igual al día, frío y gris. Los de Coleoni ya se ven cerca del empate así que la poca intención ofensiva que tuvieron en el primer tiempo, la abandonan definitivamente.

Nosotros seguimos manejando la pelota de un lado al otro pero sin profundidad ni sorpresa.

Cordon manda a Garcìa, Franco y Mosca x Fernandez Pinto y Moreyra. La idea es parar un 4-3-3 y ver si Mosca puede cambiar la ecuación y lograr verticalidad.

Pero no, nada cambia. Si el partido era inmirable en el primer tiempo, en el segundo que encima se levante un viento frío en la cancha, directamente no es fútbol.

La sensación es que el 0-0 es inamovible, salvo que alguien haga un salto de calidad o alguien se equivoque y pasan justamente las dos.

Blanco mete un centro que más que un centro es un pase, Gaby Díaz le roba la cartera al central de San Miguel y mete un cabezazo que se clave en el ángulo.

Gol de otro partido, pero de la única manera que se podía dar.

El Gordo manda a  Pérez Siri y Garcìa, Santiago x Mussis y Retamar y después a  Lorenzo x Blanco, arma una línea de cinco y la única manera que ellos nos empaten es que nos mandemos una cagada.

El triunfo se festeja, porque fue sufrido, porque por momentos parecía que no se iba a dar y porque después de perder dos partidos al hilo era indispensable.

Sirve si saca la conclusión de lo que no hay que hacer para ganar un partido así en lo relativo al planteo pero si en relación a la actitud. Se peleó, se puso y el gol simplemente llegó por la calidad de los jugadores.

Parada difícil el próximo partido, no van a estar ni Díaz ni Mussis, parada difícil como prueba de carácter que el equipo aprobó contra San Miguel y futbolística que quedó en deuda.

Seguí leyendo

La Regular Irregularidad

La Regular Irregularidad

Alguna vez vi un grafitti callejero que decía “Lo único normal es anormalidad” parafraseando esa pintada podemos decir que en Ferro “Lo único regular es la irregularidad” Y es una pena que sea así,...

Inocencia Verdolaga

Inocencia Verdolaga

No te asustes verdolaga, no le vamos a cambiar el nombre a la página (aunque quizás debiéramos), ni hay una nueva agrupación política, pero “Inocencia” es lo que ha marcado todos lo partidos de este...