Sin Comentario

Melena

¿Se puede comentar un partido sin contexto a futuro? O mejor ¿Se puede comentar algo cuándo la realidad marca que no se tiene idea de dónde ir?

Cómo poder se puede, pero es completamente inútil ¿Para que analizar lo que se hizo en la cancha si el DT, dirige porque tiene un compromiso colosal con el club pero no quiere seguir haciéndolo? Lo hace, sus propias palabras, hasta que “se consiga a alguien”.

Porque uno puede escribir “El equipo se paró así, atacó asa”, pero la realidad marca que, al momento de este comentario Ferro continúa sin Director Técnico y ni cerca de alguno.

Todos los nombres que se barajaron no llegaron no llegaran y al día de hoy con “Gerenciasesor” y todo, no conseguimos un DT que venga.

Así y todo se ganó un partido que era vital para la pobre campaña que venimos haciendo en el torneo. Se ganó de local, lo que no había sucedido en todo el campeonato. Pero de ahí a poder sacar conclusiones, estamos muy lejos.

Salimos con Jatchfe al arco, línea de cuatro con Grana, Arena, Alvarado y Romero. Cuatro en el medio con Moreyra, Machado, Erbes y Campos. Arriba Colombini y Herrera.

Ahora voy a cumplir lo que vengo prometiendo, la formación del equipo contrario…Chaco For Ever con la dirección técnica de Osell…se me fueron las ganas.

Ya de entrada te das cuenta cómo el “Gordo” no se siente tan dueño de este equipo. Este 4-4-2 que arma, no es el 4-1-3-2 con el que él suele jugar. Es una formación que, cómo ventaja tiene cierta solidez y más facilidad para practicarla. Lo que sí es “made in Cordon” es la idea de buscar el partido.

Enfrente Chaco se nos para con una línea de 5 “made in Osella”, cuatro en el medio y un delantero que resignifica el dicho y ahora se puede decir “Más solo que 9 de Chaco For Ever”

Ellos, si le dabas a firmar el empate ni viajaban, lo hacían desde Resistencia. Ante esto gran parte del primer tiempo tuvimos la pelota y cómo ya señalé la actitud de buscar el resultado.

Está claro que con eso nunca alcanza, porque nos faltaba profundidad y porque no coordinación para romper una muralla que se nos ponía delante.

Los que mejor leyeron el partido fueron Moreyra y Campos que buscaban asociaciones cortas metiendo diagonales y Colombini que se dio cuenta que moviéndose por todo el frente de ataque, sin dar referencia a los centrales para tomarlo, la cosa podía andar.

Atrás no sufríamos, porque ellos atacaban con uno solo que mucho no podía hacer.

Llegábamos bien armado pero todo se diluía en la última jugada porque o nos faltaba la precisión o fallábamos al definir.

Herrera o se pasaba o llegaba tarde al momento de recibir. Por afuera los laterales pasaban, pero nos faltaba la llegada de los volantes. Erbes y Machado era un correcto doble cinco en lo que refería la recuperación pero no a al momento de sumar en la instancia ofensiva.

Lo tuvimos y nos volvieron a afanar (cómo parece que va a ser todos los fines de semanas) en un penal no cobrado a Moreyra y en un gol anulado a Herrera, al cual parece que los infradotados Beligoy, le cobran más la intención que lo que en realidad pasa. Otra vez le anulan un gol por “empujar” cuándo ni cerca estuvo de hacerlo.

La única posibilidad era que ellos se equivocaran y así fue. Uno de Chaco se la quiere dar al arquero, Colombini le lee la intención  queda mano a mano y define bárbaro.

El 1-0 es justo por las intenciones, porque llegadas tuvimos pocas.

En el segundo Osella manda a cuatros suplentes juntos a la cancha, no conozco quienes eran pero desde ya imagino que serían dos delanteros y dos volantes ofensivos, con 10 defensores iba a ser difícil que nos empataran.

El partido se empareja, ellos se animan un poco a avanzar a la zona desconocida hasta ahora de nuestro campo y el partido se hace una sucesión de pase malos y pelotas divididas.

Es lógico lo nuestro, porque cómo ya hemos dicho, es cierto que estamos dónde estamos por una seguidilla de desafortunadas decisiones futbolísticas pero también porque venimos que, si vamos a un casino y le jugamos a la ruleta a todos los números…sale una letra.

La necesidad de ganar es grande y la idea es cerrar el partido con alguna réplica rápida. Lo poco de fútbol que se ve en la noche lo aporta Moreyra, que a veces tarda de desprenderse de la pelota, pero más que nada porque no tiene opciones.

En la única asociada buena que armamos hacemos el segundo. Lateral en la derecha, a la altura del área, se la tiran a Herrera que la aguanta y de taco se la pone a Machado que define debajo de zurda.

El 2-0 nos da tranquilidad y el partido parece definido. Cordon manda a Vázquez y Díaz x Herrera y Erbes simplemente para oxigenar y que todo se mantenga (antes había entrado Palacios x Campos) y más tarde Romero y Villalva x Moreyra y Colombini.

Vamos cerrando el partido y solo queda tiempo para la llamada de alerta. Ya con el tiempo cumplido, córner para ellos, Grana se sube las medias (Hernán ¿En serio con tantos años te desconcetras así?) la marca de él peina la pelota hacia el medio y no uno, no dos ¡Tres jugadores entran solos al área chica para poner el descuento.

No tenemos tiempo ni para preocuparnos porque el partido termina treinta segundos después.

Se ganó, era muy necesario ¿Cosas positivas? Puede ser pero ¿Cómo analizarlas si uno no sabe que va a pasar mañana con el futuro futbolístico de Ferro?

¿Tendría que seguir Cordon? Quizás y siempre y cuando lo dejen trabajar tranquilo ¿Qué DT vendrá si no es el Gordo? Increíblemente al día de hoy no hay una idea.

Seguí leyendo

Seguimos Vivos

Seguimos Vivos

Si ¡Estámos vivos! No lo vamos a negar, estuvimos muy cerca de estar muertos y sepultados. Porque si el 13 de ellos, en vez de sacar la pelota que se metía, se corría de la línea y dejaba tranquilos...

Le Alcanzó la Nafta

Le Alcanzó la Nafta

Cuándo extrañamente faltaba nafta en todo el país, al verdolaga le alcanzó, para pasar a la siguiente ronda del reducido. No le sobró, llegó con la luz roja de la reserva prendida, pero llegó a...

Un Espanto

Un Espanto

Si, un espanto incalificable. Es la única manera en que podemos describir este empate en cero entre Ferro y Aldosivi. Porque uno puede ser suspicaz y decir que Ferro le regaló el empate que...