Punto seguido

Melena

Pasaron cuatro meses desde que cerramos una campaña desastrosa en el 2022, quedando afuera de todo (inclusive ni siquiera clasificar para Copa Argentina).

Otro año más de ver jugar a lo demás por algo mientras nosotros nada.

Pero esta vez algunas cosas se empezaron a alinear. Fue buena la llegada temprana de Juan Manuel Sara, que venía precedido por un lado con la impronta de ser hincha de Ferro (todos lo teníamos visto en la platea mirando al verde y no “carancheando” cómo hacen otros DT cuándo un colega peligra en su puesto); por otro lado su campaña con Maipú, más que decente con un plantel muy limitado y sus antecedentes como parte del cuerpo técnico de Tigre, despertaban expectativas.

Se hizo una limpieza profunda del plantel anterior y se trajeron refuerzos interesantes (el mismo Sara, en la conferencia de prensa de presentación nos dijo a los medios partidarios, que él mismo había hablado con más de cincuenta jugadores y todos habían rechazado la oferta esperando ofertas del exterior, obviamente Sudamérica)

En los partidos de pretemporada se veía la idea de un equipo alto y que buscaba siempre el arco de enfrente y todo esto despertó una gran expectación.

Si bien sobre el final llegaron algunos refuerzos inexplicables y que el mismo Técnico se encargó de señalar que no eran pedidos de él, la cosa parece encaminada.

¿Por qué hago toda esta contextualización? Más adelante les digo la razón.

Salimos con Miño al arco, línea de cuatro con Grana, Boolsen, Alvarado y Rodríguez. Tres en el medio con Moreyra, Vázquez y Mosca. Villalva flotando en el frente de ataque y arriba Retamar y Colombini.

Este año me decidí y voy a dar la formación del rival, se merecen mi respeto y por ello escribo.

Los jujeños con Luchetti en el arc…¡¡Luchetti!! ¿en serio? Ven porque no doy nunca las formaciones de los rivales.

Una cosa marcaba Sara desde que asumió, que quería un equipo protagonista en todas las cancha e “insoportable” a la hora de jugar y algo de eso se vio en esta primera fecha. Ferro buscó la salida por abajo, el juego asociado y al momento de la recuperación presión alta, pero no pudo ser eficaz en ningunas de las tres acciones.

Lo que si quedó claro y que puede ser visto como un defecto o como una virtud es que, todo lo que pasó en el partidos fue lo que Ferro propuso o dejó de proponer.

En los primeros minutos fue más que los jujeños, con una correcta actuación de Moreyra y un Retamar que, el DT sorprendió a los que habíamos visto los amistosos, porque en esos partidos jugaba bien pegado a la banda derecha y en Jujuy iba por las dos.

Lo que se veía además, que la presión alta de los jujeños nos complicaban, los que más sufrían eran Boolsen y Alvarado, que claramente el primer pase no es lo de ellos, pero encima Rodríguez y Grana se alejaban demasiado y Miño tenía una noche para el olvido. De esto nace el gol de ellos. Tratando de salir jugando Vázquez se la da al dos, este le tira un “compromiso” a Miño, que no la revolea, la para mal y después erróneamente se tira de cabeza a recuperar la pelota que se le iba larga y hace un penal que es y que si no hubiera sido, en este torneo de mierda, de visitante te lo cobran igual y Brandán lo cambia por gol.

No había pasado nada en esos treinta minutos y ellos se encuentran con un gol regalo nuestro.

El equipo absorbe el golpe, no se descontrola pero tampoco cambia la estructura. Villalva sigue sin hacer pié en el medio. Mosca muy pegado a la raya no arma circuito de juego y Colombini es controlado por los centrales de ellos.

El 0-1 no es justo pero así termina el primer tiempo.

En el segundo Ferro juega quizás lo mejores minutos del partido porque empieza a mover mejor la pelota y sobre todo la usa mejor. Sara manda a Palacios por Villalva y el cambio le da resultado de inmediato. Pase de Moreyra, buen desborde de Retamar, centro atrás (algo que en los amistoso de pretemporada era una constante) rebote, Colombini remata, rebote y Palaciós, en la primer pelota que toca, pone el 1-1

Cuándo tenemos todo para ganar, el equipo se desordena y el partido es más de un torneo sindical que profesional. Para peor Sara manda a Faggioli, Herrera y Erbes por Vázquez, Colombini y Herrera y esta vez la primera pelota que toca uno de los que ingresó no es gol sino roja.

Faggioli la tira larga y a punto de perderla se tira con los pies para adelante y se va expulsado. Faltan quince y nos retrocedemos sin necesidad porque ellos no habían hecho nada y sin embargo nos empiezan a meter en nuestro arco.

Se sufre más que nada por lo que puede pasar que por lo que realmente pasa, aunque un cabezazo del “Turbo” pega en el palo y nos paraliza los corazones.

El partido termina con la sensación que se ganó un punto en un encuentro que Ferro estuvo tranquilo más de ochenta minutos.

Vuelvo al contexto del comienzo, quizás toda esa expectativa positiva que traía este equipo nos haya hecho pensar que el partido es un retroceso, pero en realidad para se la primera fecha, en una cancha siempre complicada el balance final no es malo.

Hay que ajustar muchísimas cosas en un torneo al que le quedan treinta y tres fechas.  Lo que queda claro es que hay plantel para pelear y el camino es correcto.

Habrá que tener en cuenta que nadie gana en la víspera y que esto siempre es difícil, bajar un poco la ansiedad y tenerle confianza a este DT y al equipo.

Seguí leyendo

La Regular Irregularidad

La Regular Irregularidad

Alguna vez vi un grafitti callejero que decía “Lo único normal es anormalidad” parafraseando esa pintada podemos decir que en Ferro “Lo único regular es la irregularidad” Y es una pena que sea así,...

Inocencia Verdolaga

Inocencia Verdolaga

No te asustes verdolaga, no le vamos a cambiar el nombre a la página (aunque quizás debiéramos), ni hay una nueva agrupación política, pero “Inocencia” es lo que ha marcado todos lo partidos de este...