De costumbres épicas

De costumbres épicas

No se me ocurre algo que me emocione más, o al menos tan inmediatamente, tan espontáneamente, que la épica deportiva. Cuando era chiquito leí, en un cuaderno lleno de recortes de Ferro que mi viejo había ido pegando a lo largo de décadas, un artículo de El Gráfico...
Carta a mi hijo

Carta a mi hijo

Querido Fide, Bienvenido a este viaje. Navegarás entre el espanto y la maravilla. Algunos saltarán a cabecear con el codo arriba. Otros te darán la mano cuando estés en el piso. Somos de Ferro. Un equipo que a veces arruina lo bueno y perfecciona lo malo. Un club con...
El borracho Gutiérrez

El borracho Gutiérrez

Es febrero de 1975. La famosa y tanguera niebla del Riachuelo nos abraza a los 200 que somos, bah, un poco bastante menos, allá arriba en el techo de la Bombonera, a la intemperie total. Tarde gris, llovizna y un frescor extraño de verano. Siempre que sale Ferro a la...

Yo también fui el héroe alguna vez

Yo era pibe, muy pibe. Más pibe que ahora era. El living de mi casa entonces amplio, justo en la puerta doble que daba paso al corredor, formaba una suerte de arco y, mi hermana, 3 marzos menos que aquel pibe, hacía las veces de arquera. Desde entradita la tarde,...
Ni wines ni choripanes

Ni wines ni choripanes

Pablo deja al pibe con la suegra porque a la popular todavía no, viste, cualquier quilombo, todavía es un pibe y mejor no. Cualquier quilombo, viste, para qué. Si total. Pero Pablo va, sí, deja al pibe con la suegra pero él va, quizás la cuestión sea sólo no amargar...
El amor en los tiempos del progreso

El amor en los tiempos del progreso

El pasado es selectivo. Filtra la pulpa de los disgustos y libera el jugo de la gloria. Es el foco subjetivo que encuadra las hazañas y deja fuera de campo las derrotas. El pasado es la bandera que reivindica el presente y proyecta nuestro futuro. Sacar los tablones...