Punto de Partida

Melena

Es difícil lograr cambiar algo que sale mal, cuándo lo que haces te termina saliendo peor. Por eso estas dos victorias al hilo son recibidas cómo agua en el desierto, pero hay victorias que solo suman eso, un poco de tranquilidad a la hora de corregir el rumbo.

Esa fue la sensación del partido pasado contra Brown de Madryn.

Esta victoria en Rafaela, jugando de visitante en un autódr…perdón, en una cancha de la que nunca nos habíamos traído una victoria, mereciéndolo, jugando por momentos bien, deja mejores señales.

Salimos con Miño al arco, cuatro en el fondo con Grana, Díaz, Arena y Cáceres. Gómez delante de ellos. Otros cuatro en el medio con Ruíz Gómez, Mosca, Torres y Giaccone. Arriba Enzo Díaz.

Rafaela con 11 operarios de alguna industria láctea.

En realidad si te digo que es un 4-1-4-1 también se puede leer que salimos con 4-3-3, pero lo que cambia, para mí, la forma de ver cómo se paró el equipo es que Gómez jugó solo en el medio, a lo viejo “volante tapón” y la verdad lo hizo muy bien.

Lo primero positivo que hay que señalar es que siempre Ferro quiso ganar el partido. Buscando manejar la pelota desde la claridad de Torres, que de a poco se va transformando en esos jugadores que entienden el juego y te manejan los tiempos, la macana es que Mosca sigue en baja y todavía no hay continuidad en esa sociedad.

Ferro leyó que el partido estaba por la derecha, el 3 de ellos tenía dos piernas para completar el modelo “standard” pero la izquierda no la usa ni para nadar. Si a eso le sumamos que el relevo se lo hacía nuestro conocido Milán, estaba claro que por ahí era el negocio.

Y por ahí fue Ruíz Gómez a encarar y empezó a complicar. Los pelotazo a las espaldas del lateral estaban a la orden de día. Por el otro lado a Giaccone le costaba un poco más, pero se las arreglaba bien.

Tuvimos algunas de peligro, pero no podemos negar que la más clara hasta ahí fue un cabezazo del “nieto” de Bieler que salvó Miño.

Otra cosa para señalar es que el equipo era ordenado. Salí por derecha con Grana, se contruía en el medio con el Laucha. Equipo corto que se movía, había opciones de pase y la pelota era nuestra.

Pero somos Ferro y siempre algo nos tiene que complicar. A los 23 sale Enzo Díaz (distensión de ligamento dos o tres semanas de parate) y todos sabemos que, otro 9 de referencia, en este plantel armado cómo un desquicio, no hay

Entra el Cuqui Márquez y el equipo no se resiente. El Cuqui juega más atrás que Díaz pero sigue siendo la referencia para el que se quiera asociar con él.

El primer tiempo termina con un injusto 0-0 porque no supimos definir las que tuvimos y porque el imbécil de turno que nos manda todos los fines de semana, esta vez un payaso que no puede correr ni un rumor, y tiene menos personalidad que una papa, ignora dos agarrones en el área que eran penal con VAR, sin VAR o simplemente con no hacerse el pelotudo.

En el segundo ellos, con lo oídos al rojo vivo por las puteadas de su hinchada, intentan hacer algo más en el partido y en los primeros minutos tratan de venirse y en la única que generan y que tapa Miño, salimos rápido de contra, Marquez la abre para la derecha a Ruíz Gómez, este tira un centro flotadito que aprovecha Giaconne para, de cabeza, poner el 1-0.

El gol muestra a un Ferro confiado que se sostiene en la contención de Gómez, pero en la ayuda que le dan Arena y Díaz parados un poco más adelante.

Buscando no dividir la pelota, pero cuándo hacía falta, saltar líneas a las espaldas de una defensa rafaelina, cada vez peor parada.

Y si aún así hay algún error, la figura de Miño para quedarse con lo poco que podía hacer el rival.

Con esto Ferro se trajo tres puntos muy importantes de Rafaela. Porque ni siquiera la expulsión de Gaby Díaz (hay que hablarle, no puede dejarnos con 10 por jugadas que no ameritan ser tan vehementes), complicó demasiado el partido.

Pareciera que el rumbo se comienza a enderezar, íntimamente uno suponía que este equipo no tendría que pelear el descenso. Lo que puede suceder para arriba, quedará en lo que pueda generar las próximas fechas y la confianza, que empieza a generarse, puede ser de gran ayuda.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Seguí leyendo

Autoregalo de Cumpleaños

Autoregalo de Cumpleaños

Es una de las pocas veces, sino la primera, en que un cumpleañero se hace el regalo a sí  mismo. Porque esta victoria, en la siempre esquiva Jujuy es toda un regalo de Miño a él y al pueblo...

Pragmatismo y Practicidad

Pragmatismo y Practicidad

Para empezar a analizar este partido con Almirante arranco con algunas definiciones polémicas. Prefiero jugar 90 minutos mediocres, pero con cierta “constante futbolística” a el Ferro que te...

Sin Presente ¿Hay Futuro?

Sin Presente ¿Hay Futuro?

Es difícil entender el presente de Ferro, y es difícil porque no lo tiene. No hay nada que defina a este equipo. Porque juega partidos realmente muy buenos (Boca, Belgrano y en menor medida Atlanta)...